La córnea y el segmento anterior del ojo humano
 
La córnea y la conjuntiva

La córnea es una delicada estructura situada en la parte más anterior del ojo que actúa como lente convergente de unas 45 dioptrías ayudando a enfocar las imágenes sobre la retina. La característica  fundamental de la córnea es su transparencia, que es debida a la ausencia de vasos sanguíneos y linfáticos.

Esta carencia de vasos sanguíneos hace de la córnea un tejido sumamente especial, su nutrición y metabolismo son completamente diferentes de otros órganos y tejidos, y por ese motivo,  la córnea es especialmente vulnerable a infecciones, traumatismos y demás agresiones.

Patologías y tratamientos asociados a la Córnea:

La capacidad refractiva de la córnea se puede modificar de forma muy segura y predictible mediante las modernas técnicas de cirugía refractiva, consiguiendo que muchos pacientes con miopía, astigmatismo o hipermetropía puedan ver correctamente sin necesidad de usar gafas.

Muchas enfermedades de la córnea producen ulceración y pérdida de sustancia de alguna de  las capas de la córnea y, cuando éstas se regeneran, lo hacen dejando una cicatriz opaca con la consiguiente pérdida de visión. En estos casos puede ser necesario sustituir la córnea dañada mediante un trasplante de  córnea, sustituyendo la córnea opaca por otra procedente del Banco de Ojos. La ausencia de vasos sanguíneos es una característica favorable al impedir el rechazo de la córnea trasplantada.

En ocasiones la parte dañada de la córnea se limita a una de sus capas y es posible trasplantar selectivamente la capa enferma mediante una queratoplastia lamelar. El problema clásico de la queratoplastia lamelar es la existencia de interfase entre la córnea receptora y el injerto, con la consiguiente disminución de la calidad de visión. Sin embargo, recientemente se han desarrollado técnicas específicas que permiten practicar queratoplastias lamelares con todas las ventajas inherentes a esta técnica y con el resultado de una excelente visión. Las córneas afectadas de cicatrices u opacidades de las capas más superficiales se pueden beneficiar de la queratoplastia lamelar anterior.

Los pacientes afectos de herpes, cicatrices como consecuencia de infecciones en portadores de lentes de contacto, distrofias corneales u otras opacidades del estroma de la córnea, pueden recuperar la totalidad de su visión previa mediante la queratoplastia lamelar anterior profunda.

Algunos pacientes con distrofia endotelial de Fuchs u otros problemas limitados al endotelio corneal pueden ser tributarios de un trasplante endotelial.

Para conocer más sobre la anatomía, histología y fisiología de la córnea, ppt córnea

La conjuntiva es una delicada membrana elástica que recubre la cara interna de los párpados y la superficie anterior del globo ocular. Es imprescindible para proporcionar la lubricación necesaria para mantener la córnea transparente. Contiene numerosas glándulas caliciformes productoras de moco destinado a englobar y aislar los gérmenes, alérgenos y elementos extraños que acceden al ojo.

La conjuntiva tiene por lo tanto una misión protectora y defensiva y es particularmente sensible a las agresiones externas infecciosas (conjuntivitis bacterianas, virales etc. …). autoinmunes o alérgicas (conjuntivitis vernal, atópica, etc. …) así como a las causticaciones químicas y a la sequedad ocular.

Patologías y tratamientos asociados a la Conjuntiva:

Una enfermedad causada por la exposición prolongada al sol y por ello más frecuente en países próximos al ecuador es el pterigium. Consiste en la formación de un tejido vascularizado que se forma en la conjuntiva y que invade la córnea causando un defecto estético,  pudiendo progresar hasta ocupar el área pupilar con la consiguiente pérdida visual. El único tratamiento disponible para el pterigion es la cirugía, que debe emplear técnicas específicas para cubrir la zona extirpada mediante injertos de conjuntiva o de membrana amniótica para conseguir los mejores resultados estéticos y evitar las frecuentes recidivas.

Otra enfermedad que puede afectar a la conjuntiva y la córnea es la insuficiencia limbar. En el limbo o zona de unión entre la córnea y la conjuntiva se encuentran las células madre responsables de la correcta epitelización de la córnea. En los casos en los que esta zona se encuentra dañada, por ejemplo por una causticación química, es posible restaurar la superficie corneal mediante la realización de un trasplante de células madre limbares.

Para conocer mejor la anatomía, histología y fisiología de la conjuntiva,  ppt conjuntiva


 
 

 

 

C/ Muntaner, 256, 1°- 2° (Entre Diagonal y Travessera de Gràcia) - 08021 - Barcelona. Tel. 93 200 37 38 - info@corneamartihuguet.com
 © Dr. Tomás Martí Huguet. 2009. España. Todos los derechos reservados 

Diseño web Imaginalia